duelo

El duelo de acuerdo al Judaísmo: leyes y costumbres

 

DUELO GENERAL, FALLECIMIENTO, TAHARAT HAMET

https://www.youtube.com/watch?v=QyHvRFkqzmw

7 relaciones familiares

Si bien cuando alguien cercano fallece nos podemos sentir muy tristes, el judaísmo define 7 familiares que están obligados a vivir el proceso de duelo completo con sus costumbres y Mitzvot.

padre-madre-hijo-hija-hermano-hermana-esposo/a

Si alguien quisiera sumarse al duelo por sentirse muy cercano al fallecido, aunque no sea de los 7 familiares directos, puede hacerlo, pero no se recomienda. Hay fuentes que explican que eso no es deseable ya que se espera que los no directos ayuden a los 7 familiares directos a sobrellevar el duelo. Otras fuentes indican que se puede.

 FUNERAL Y CEMENTERIO 

https://www.youtube.com/watch?v=Zz0QZXMkrsg&list=PLT3E92DW2Hbgi3ACjKCaVZfne8U19Uxr0&index=8

Asistir a un funeral es una de las mayores Mitzvot de nuestra religión. Acompañar al cortejo fúnebre (Levaiá) y llevar al muerto a su última morada es un deber tan sagrado que incluso permite, en algunos casos, interrumpir el cumplimiento de otros preceptos religiosos.

ANINUT – ENTRE LA MUERTE Y EL ENTIERRO

La persona que pierde uno de sus parientes cercanos sobre los cuales debe observar el luto se denomina Onén, desde el momento del fallecimiento hasta finalizar el entierro. Es un estado especial, en que no se le exige cumplimiento de Mitzvot.

 VELATORIO

Es acompañar al muerto (Halvaiat hamet) en el velatorio y la sepultura, en señal de respeto por el fallecido y consuelo para familiares (Guemilut jasadim)

Las personas deben leer Salmos dedicados al alma del fallecido, mencionar las virtudes y las buenas obras que realizó, y mantener un ambiente de sobriedad. No se debe comer o tomar en la habitación en que se encuentra el fallecido.

El cuerpo permanece cubierto por respeto y honra.

 ¿CUÁNDO DEBE REALIZARSE EL ENTIERRO?

Se realiza lo antes posible. La postergación del entierro hasta el día siguiente, sólo es permitido si su objetivo es honrar al fallecido, o aguardar la llegada de parientes cercanos que vienen de países distantes, o por causa de Shabat, de un Iom Tov; o a fin de enterrarlo en la Tierra de Israel.

 KRIÁ – LA DESGARRADURA DE LA ROPA

Rasgar la ropa (Kriá) de los familiares cercanos. Es una manera de expresar la amargura por la pérdida de un ser querido. Es una antigua señal de luto entre los judíos “Y rasgó Yaacov sus ropas…y se enlutó por su hijo (Yosef)” (Génesis 37, 34)

La Kriá es obligatoria para los siete parientes directos. Se hace de pie.

Se hace con un elemento cortante pero luego se finaliza rasgando la tela, como se hacía en la antigüedad como símbolo de duelo.

Kriá es una expresión externa de las emociones interiores de aquel que está de luto. Han arrancado de la vida a un ser querido: han creado un vacío.

Mientras realizamos la Kriá, en señal de aceptación al juicio Divino que nos ha apartado de nuestro ser amado, recitamos la siguiente bendición: Baruj Atá Adon-ai Elo-heinu Mélej HaOlam DaiánHa-Emeth (Alabado seas Tú, Oh Señor nuestro Dios. Rey del Universo, Juez de la verdad).

 TZIDUK HADÍN

Tziduk HaDín (la aceptación de la Justicia del decreto Divino), oración en la que reafirmamos nuestra fe en D’s, reconocemos haber aceptado Su Juicio, y aceptamos que D’s es el que otorga la vida y decreta la muerte.

ESPED

Son palabras o reflexiones relacionadas al fallecido. Lo suele hacer el oficiante o un familiar cercano. Esta costumbre proviene de cuando Abraham enterró a su esposa Sara.

 ATAÚD

No se debiera usar ataúd. La razón es para que el cuerpo vuelva a la tierra lo antes posible. También se evitan diferencias socioeconómicas entre tipos de ataúdes de mayor o menor elegancia y costo.

La ley chilena prohíbe enterrar personas sin ataúd, por lo que los judíos lo respetan, pero con un ataúd lo más simple posible.

 LEVAIÁ – EN CAMINO AL SEPELIO – LA PROCESIÓN FÚNEBRE

El ataúd es llevado por 6 hombres (o también mujeres según cada comunidad). Idealmente amigos y familiares.

En camino hacia el lugar del entierro se recita el Salmo 91 y la procesión se detiene 7 veces, simbolizando el ciclo del tiempo terminado y como expresión del dolor que se siente al separarse del ser querido.

 KEVURÁ – LA SEPULTURA

Es obligación que el cuerpo vuelva a la tierra “…pues polvo eres y al polvo volverás” (Bereshit 2:19). La ley judía prohíbe las cremaciones.

Al llegar al lugar del entierro se baja el ataúd y se tapa con tierra. Como demostración de solidaridad y honra al fallecido, los presentes ayudan a llenar la fosa con palas.

Según la costumbre de la comunidad, hombres y mujeres, o solo hombres, palean tierra sobre el ataúd. No lo pueden hacer los niños ni los familiares directos.

Es una Mitzvá palear la tierra en un entierro. Se palea 3 veces como mínimo y se deja la pala en la tierra. No se entrega la pala en la mano a otra persona simbolizando que no queremos traspasar el dolor a otros, y que esta es una Mitzvá personal e intransferible.

Una vez paleada toda la tierra el oficiante delimita o demarca el lugar que ocupa el ataúd. No se deja un montículo de tierra, sino que se delimita dónde está el ataúd.

Se pronuncian Salmos y luego los familiares directos recitan el Kadish.

A continuación, el oficiante pronuncia El Malé Rajamim (oración por el alma del fallecido). Algunos acostumbran recitar El Malé Rajamim luego del Esped, y antes de la procesión fúnebre.

Se acostumbra colocar una pequeña piedra sobre la sepultura y despedirse simbólicamente del muerto antes de retirarse.

 SALIDA DEL CEMENTERIO

Se acostumbra dirigirse a la salida por un camino diferente al que llegamos (dentro del cementerio): para simbolizar que la vida continúa y que llegamos espiritualmente de una manera y nos vamos de otra.

Antes de salir del cementerio, los avelim (familiares directos) deben recibir el primer consuelo por parte de los presentes, como símbolo del comienzo del período de Shiva.

A la salida del cementerio todos deben lavarse las manos (Netilat Iadaim), con 3 chorros de agua en cada mano. De este modo se aleja simbólicamente la impureza creada por el contacto con la muerte. También es para hacer un corte entre un momento de dolor y reintegrarse a la vida diaria con optimismo.

Fuentes:

  • “GUIA PARA DOLIENTES-UNA ORIENTACION ANTE EL FALLECIMIENTO” del Rabino Eliahu Birnbaum.
  • Guía para Shivá del Circulo Israelita de Santiago.
  • jabad.org.ar
  • aish.com
  • mykaddish.com

Agregados y adaptación para Torat Jaim.

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar