Ki-Tavó

Parashat Ki Tavó: el arte de reconocer los logros

Parashá Ki Tavó

  • El arte de reconocer los logros

 (Devarim / Deuteronomio 26:1 – 29:8)

Viernes 8 de septiembre de 2017

Parashá – Resumen

Comienza diciendo “Ki tavó el haaretz” (cuando entres a la tierra) e indica todo lo que el Pueblo de Israel deberá hacer al entrar a Canaán.

Luego de asentarse, sembrar y trabajar la tierra, deberán separar el primer fruto que obtengan y llevarlo al Templo para entregarlo al Cohen Gadol (Sumo Sacerdote). Al entregar los primeros frutos (Bikurim) deberán declarar que provienen de un pueblo de esclavos y que fueron liberados de Egipto para llegar a la tierra prometida.

Luego Moshé recuerda los mandamientos y leyes que deberán cumplir para ser bendecidos por D’s. Si se desvían del camino correcto serán maldecidos como consecuencia lógica de sus malos pasos.

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

Destinar para el Templo el primer fruto de la cosecha era un gesto de agradecimiento, reconociendo la bendición de D’s en lo que habían obtenido.

Pero al mismo tiempo, este gesto implicaba reconocer los frutos del trabajo personal. Para un pueblo esclavizado por siglos, no era común reconocer sus propios logros. Ahora debían aprender a trabajar para ellos y no para otros, para luego valorar y disfrutar de sus frutos.

Nosotros no somos esclavos, pero igualmente nos cuesta reconocer lo bueno. Estamos acostumbrados a medirnos con estándares tan difíciles de alcanzar, que solemos enfocarnos en lo que nos falta y no en lo que tenemos.

En tiempos de preparación espiritual para Rosh Hashaná analizamos nuestras acciones, nuestros vínculos, y vemos en qué nos falta mejorar, debemos ser autocríticos. Pero también es importante valorar aquello que hemos logrado, los frutos que hemos obtenido este año. Así, al igual que nuestros antepasados, podremos agradecer a D’s, y también sentirnos orgullosos por lo logrado.

Del Hebreo a tu mesa…

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

  • Preguntas para todos: ¿Por qué crees que solemos enfocarnos más en lo que nos falta que en lo que hemos logrado? ¿Cuáles son tus frutos este año? (Intenta identificar un logro en el ámbito personal, familiar, social, laboral, comunitario y espiritual)
  • Para conversar para los adolescentes: ¿Qué te enorgullece haber hecho o logrado este año que pasó? (logros, metas cumplidas, proyectos concretados o en proceso de concretarse, aspectos de tu personalidad en que mejoraste, amigos nuevos, etc.) ¿Qué cambio en ti positivamente durante el último año?
  • Para los padres: Enfoquémonos en los logros de nuestros hijos. Hagámosles saber lo orgullosos que estamos de sus avances, mostrémosles con ejemplos concretos en qué han crecido el último año. Preguntémosles a nuestros hijos cuál creen que ha sido nuestro logro este año, ¡quizás nos sorprendan con su respuesta!
  • Plan de acción: Entre todos definir cuál creen que ha sido el principal logro de cada integrante de la familia durante el último año. ¡Será una conversación muy interesante!

¡Shabat Shalom!

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar