Parasha ekev pic

Parashá Ekev: Ellos que te ayudaron

(Devarim / Deuteronomio 7:12 – 11:25)

Viernes 3 de agosto de 2018

Parashá – Resumen

Continuando con su discurso de despedida, Moshé advierte al pueblo que si cumplen las Mitzvot (preceptos) de D’s tendrán una buena vida en la tierra prometida. Pero como conoce a su gente, les recuerda los episodios en que la falta de fe del pueblo causó dolor y tragedia (como cuando construyeron y adoraron un becerro de oro, cuando no creyeron poder conquistar Canaán y fueron castigados con 40 años en el desierto para un recambio generacional, etc.)

Moshé les adelanta que Canaán es una tierra buena, fértil, que da buenos frutos. Pero les advierte que cuando estén asentados y satisfechos en la tierra prometida, no deben ser arrogantes diciendo que lo consiguieron solos, sino reconocer y agradecer la intervención de D’s.

Se menciona la segunda parte del Shmá Israel en que se indica amar a D’s con todo el corazón, poner recordatorios de las Mitzvot en el brazo (Tefilín) y en las entradas de las casas (Mezuzá).

También se indica bendecir después de las comidas “Comerás y te saciarás y bendecirás a Adon-ai tu D’s” (8:10), pero antes deja en claro que “No solo de pan vive el hombre” (8:3)

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

La advertencia de Moshé respecto a la tierra de Israel es tan actual que pareciera que nos habla a nosotros hoy. Moshé advierte que cuando se asienten en la tierra prometida, sean agradecidos y recuerden que están allí gracias a la intervención de D’s. De lo contrario podrían ser arrogantes y auto-convencerse de que todo lo consiguieron solos.

En nuestra vida solemos pedir o recibir ayuda en momentos de debilidad, pero cuando ya superamos los obstáculos y estamos en la cima tendemos a olvidarnos de aquellos que nos ayudaron a llegar allí.

A veces nos cuesta –o nos duele- mirar atrás y reconocer toda la ayuda que recibimos oportunamente.

Esta Parashá nos invita a ser agradecidos, a reconocer y valorar a quienes nos han apoyado en momentos de crisis, y a no olvidarlos una vez que salimos adelante.

Del Hebreo a tu mesa

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

Preguntas para todos: ¿En qué momentos has necesitado de ayuda y la has recibido? ¿le agradeciste a la o las personas que estuvieron ahí para ti?

Para conversar para los adolescentes: ¿Por qué crees que a veces nos cuesta tanto agradecer? ¿Por qué será que cuando alguien sale adelante puede olvidarse de quienes lo ayudaron cuando estuvo mal? ¿Eres agradecido y lo dices a quién corresponde?

Para los padres: Seamos ejemplo y contémosles a nuestros hijos de alguien que nos haya apoyado en momentos difíciles, y cómo luego se lo agradecimos.

¡Shabat Shalom!

Equipo de Torat Jaim.

 

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar