MENU
encendido de velas
Santiago, Chile
Encendido de velas a las 19:31

Shabat concluye 20:29
Parshat Devarím

 

Nancy Cila en Yad Vashem

Entre muchos objetivos que nuestro colegio se plantea para su staff, hay uno de ellos que está empezando a cumplirse y que les fuimos comentando en noticias anteriores: la meta de lograr que, a lo largo del tiempo, todos los morim y funcionarios del Hebreo conozcan en algún momento Israel.

A principio de año les contamos acerca del grupo que viajó en el marco de un programa de la OSM. Ahora queremos compartir con ustedes la experiencia maravillosa que tuvo Nancy Cila, Jefa del Departamento de Arte de nuestro colegio. Nancy viajó a un curso de Yad Vashem sobre la enseñanza de la Shoá. En la oficina del Director General Sergio Herskovits, compartió sus vivencias, que dejaron transmitir que Israel es un lugar en que cada edificio, cada acción, cada ley, cada piedra, tiene su justificación en la historia. La importancia del sentido. En sus palabras:

Estuve diez días en Jerusalén, específicamente en Yad Vashem aprendiendo sobre la enseñanza de la Shoá. El curso era muy intenso, con clases todo el d{ia, pero de todos modos tuve espacios para recorrer sus calles y apreciar la diversidad cultural y religiosa que ahí se desenvuelve.

 Lo maravilloso de un viaje es poder caminar y observar con tiempo y distancia las acciones cotidianas de las personas, los espacios, las ciudades y, principalmente, lo que ocurre en ellas. Al mirar se percibe, y la percepción implica reflexionar sobre lo que se observa. Comprendí  que la importancia de Jerusalén radica en cómo se manifiesta el mito de origen de las tres religiones más importantes. Allí está el comienzo de todas y se hacen presentes al mantener los lugares sagrados, no solo en su arquitectura, si no en el rito diario que actualiza en la acción la relevancia de lo sacro, la fe y las creencias.

 Ahí se entiende por qué Jerusalén, con menos de un millón de personas, es una ciudad que contiene significados profundos y a pesar de los miles de años que se registran  sus muros sigue siendo un lugar que atrae y llama a conectarse con las huellas, la memoria y el origen”.

Nancy Cila comentó también la impronta que dejó sobre ella lo ecléctico del país (“Tel Aviv podría ser otro país… y si vas más al sur aparece Eilat que parece Miami… y vuelves a Jerusalén con su profundidad…”). Explicó que haber estado en Israel, del que tanto escucha hablar en nuestro colegio, le dejó una enseñanza única que dejará huella en su manera de enseñar y relacionarse con el colegio y con nuestros talmidim.