parashat_noaj

Parahat Nóaj: ¿Hablamos el mismo idioma?

Parashat Nóaj (Bereshit – Génesis cap. 6:9 – 11:32)

Viernes 20 de octubre de 2017

 Parashá – Resumen

Tras 10 generaciones desde la creación del mundo en Bereshit (Génesis), los seres humanos se han tornado malvados llevando a la sociedad a un punto de no retorno.

D’s ve en Nóaj (Noé) una esperanza de bondad y justicia, por lo que le pide que construya un arca, donde entrará su esposa, 3 hijos y 3 nueras, y parejas de cada especie animal de la tierra. Una vez construida el arca comenzará un diluvio que durará 40 días, y al secarse las aguas volverá a renacer un nuevo proyecto de humanidad.

Nóaj obedece, construye el arca, pasa el diluvio y comienza nuevamente la humanidad. D’s promete que nunca volverá a enviar un diluvio.

Los descendientes de Noé construyen la Torre de Babel con el objetivo de llegar al cielo. D’s confunde las lenguas, dispersando los pueblos según idiomas.

Luego de otras 10 generaciones nace Abram en Ur de los Caldeos, quien más adelante será el primer judío, iniciando el monoteísmo ético de nuestro pueblo.

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

La Torre de Babel muestra cómo la humanidad se puede unir para lograr grandes cosas. Pero no todo proyecto humano es necesariamente para bien. La construcción de la Torre de Babel no fue bien vista por D’s y confunde sus lenguas para que no logren su objetivo.

La confusión de lenguas se suele interpretar como el origen de los diferentes idiomas y pueblos en la tierra. Pero también pudo haber sido un simple desentendimiento entre las personas, aun hablando el mismo dialecto.

Y es que entender al otro no solo radica en el idioma. Entender, comprender, aceptar… no solo depende de las palabras. ¿Cuántas veces sentimos que hablamos distintos idiomas con alguien cercano? ¿Cuántas veces no nos entendemos?

La confusión de lenguas está presente a diario en nuestra vida, y el peligro es que, al igual que en la Torre de Babel, terminemos separándonos de las otras personas por no entendernos.

Del Hebreo a tu mesa…

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

  • Discutamos entre todos: ¿A qué nos referimos cuando decimos que entender no solo radica en el idioma? ¿Qué otros aspectos son importantes para entender al otro? ¿Qué haces cuando quieres ayudar a alguien pero no entiendes bien qué necesita o qué le pasa? ¿Cómo podemos mejorar nuestra comunicación como familia o con amigos para entendernos mejor?
  • Para los adolescentes: “Mis papás no me entienden” (¡seguro has pensado eso más de una vez!) Trata de analizar si estás transmitiendo tu mensaje de manera clara, o si en realidad esperas que ellos entiendan algo que no les has explicado.
  • Para padres: Muchas veces los hijos nos “hablan” sin palabras con la esperanza de que entendamos sus necesidades y temores. ¿Somos capaces de entender ese idioma? ¿Nos ponemos en el lugar de ellos para tratar de entender su propio lenguaje?

A veces, con la mejor intención, hablamos a nuestros hijos desde nuestro lenguaje y en vez de intentar adaptarlo a su nivel de comprensión…

¡Shabat Shalom!

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar