MENU
encendido de velas
Santiago, Chile
Encendido de velas a las 19:24

Shabat concluye 20:19

 

#EnCasa con… la morá Debora Schonhaut

Para contarnos cómo trabaja y planifica el equipo del Gan, Debora Schonhaut nos abrió las puertas de su casa.

¿Cómo ha impactado el trabajo remoto a la hora de planificar clases ? ¿Y a la hora de dar clases?

Adaptarnos a este nuevo modelo de enseñanza ha sido complejo para todos los profesores, especialmente para las morót del Gan, ya que trabajamos con niños muy pequeños que requieren de mucha mediación para llevar a cabo sus actividades. Con el equipo del Gan, nos hemos propuesto ser un apoyo para las familias en este momento de tanta incertidumbre y lentamente hemos ido mejorando e incluyendo nuevas tecnologías y herramientas para lograrlo.

El proceso ha sido intenso, tuvimos que reinventar la forma de educar e ir explorando nuevos caminos, lo que nos ha llevado a cometer errores e ir mejorando nuestras prácticas pedagógicas. Si bien, esto nos ha traído muchas complicaciones y tropiezos, también hemos descubierto herramientas valiosas. Una vez que esto termine, la educación no será la misma, nos llevaremos una mochila de nuevos recursos que anteriormente ni siquiera hubiésemos imaginado.

¿Cuáles crees que son los aspectos positivos de este modelo de aprendizaje online y que pueden, a partir de ahora, implementarse en el modelo presencial?

Desde una mirada positiva, hemos visto de manera constante el apoyo de las familias, lo cual es primordial en el desarrollo de los niños, “se educa con el ejemplo” y tener un referente o modelo que guíe este proceso, permite obtener buenos resultados. Yo he podido ver de cerca el compromiso de las morót, que han puesto su corazón durante este periodo. Aún nos queda camino por recorrer, pero cada día que pasa tenemos más certeza que lo estamos logrando. Además, ha quedado en evidencia lo que representa ser parte de una comunidad educativa, todos somos parte de ella, por eso es que más que nunca tenemos que cuidarla.

¿Cómo es tu rutina desde casa?

Finalmente en lo personal, tengo 2 hijos en el Gan (kínder y bet), por lo que repartir los tiempos entre el trabajo y responder a sus requerimientos se hace complicado. Muchas veces tengo que trabajar de noche cuando se duermen y el centro de operaciones pasó a ser el comedor, que se ha transformado prácticamente en una sala de clases, con libros, materiales, pizarra y sus trabajos.

¡Gracias Debbie por contarnos tu día!
#SoyDelHebreo.

image0_thumb