MENU
encendido de velas
Santiago, Chile
Light Holiday Candles at 19:42

Encender las velas de la festividad después de 20:39

 

Rosh Hashaná – Guía paso a paso

Rosh Hashaná: ¡todo lo que necesitas saber!

¿Qué es Rosh Hashaná?

Es el año nuevo judío, que inicia su cuenta en la creación del primer ser humano (Adam).

Al iniciar un nuevo año somos juzgados por nuestras acciones y decisiones tomadas el año anterior. Para llegar a este “juicio” lo mejor posible es que nos preparamos espiritualmente durante el último mes del año, el mes de Elul. Reflexionamos, pedimos disculpas a quien corresponda, reconocemos nuestros logros y fracasos, para proyectarnos a futuro.

Por eso nos saludamos con “Shaná Tová umetuká” que significa “año bueno y dulce”.

¿Cuándo es Rosh Hashaná?

Este año Rosh Hashaná comienza el domingo 29 de septiembre al atardecer. La festividad dura 2 días, tanto en Israel como en la Diáspora.

Ambos días son “Iom Tov”, es decir que no realizamos trabajos ni rutinas cotidianas. Por el contrario, vivimos un tiempo distinto, asistimos a los servicios religiosos, y compartimos con familia y seres queridos las cenas y almuerzos festivos.

¿Qué comemos en Rosh Hashaná?

Se suele comer cosas dulces, aludiendo a que deseamos un año lleno de dulzura (queque de miel o “Leikaj”, Jalá dulce, postres con miel, etc.)

¿Cómo me preparo para Rosh Hashaná?
El mes anterior a Rosh Hashaná (mes de Elul) es de preparación espiritual, en que revisamos lo que hicimos o dejamos de hacer durante el año, reconocemos nuestros errores y nos disculpamos con quienes corresponda. La idea es comenzar un nuevo año con “cuentas claras”.

Para esto, reforzamos nuestras relaciones interpersonales enviando Kartisei Brajá (tarjetas de saludo) a nuestros seres queridos.

También nos juntamos con amigos o familia para hacer Jeshbón Hanefesh (Balance del alma), una conversación en que revisamos nuestra relación, manera de tratarnos y aspectos a mejorar.

La tradición indica que debemos hacer Tzedaká (justicia social), Tefilá (plegarias) y Teshuvá (arrepentimiento) para mejorar el resultado del juicio Divino.

¿Qué hacemos en Rosh Hashaná?
Ambas noches: encendemos 2 velas con una bendición especial (similar a la de Shabat). Luego vamos a la sinagoga para una Tefilá (servicio religioso) especial con Tefilot (plegarias) que solo se hacen en esta época del año. Luego cenamos en familia o con amigos, con algunas brajot (bendiciones) especiales pidiendo por un buen año.

Ambas mañanas: vamos a la sinagoga al servicio de Shajarit de Rosh Hashaná, en que se lee la Torá y se escucha el toque del Shofar (salvo que sea Shabat, día sábado).

¿Qué necesito para la cena de Rosh Hashaná?

Ambas noches se hacen cenas familiares o con amigos. Para la cena necesitamos tener los siguientes elementos (sus simbolismos se explican más adelante):

Candelabro con 2 velas: para hacer la bendición de las velas, al igual que al inicio de cada festividad.

Copas o vasitos para vino: para el kidush.

Vino kasher: para el kidush.

Jalá Agulá: pan trenzado circular. Simboliza el ciclo de la vida y la renovación año a año. Suele ser pan dulce, puede tener o no pasas o miel. Se ponen 2 jalot sobre una bandeja, cubiertas por un manto de tela (pude ser servilleta de tela).

Manzana cortada en gajos: de preferencia roja por ser más dulce.

Pocillos con miel: para untar las manzanas.

Comida festiva: según la costumbre familiar, se suele comer guefilte fish, pollo con papas o arroz, sopa de pollo, mina de carne, etc. Si en sus familias no hay costumbre establecida se puede armar una comida festiva rica con comida típica judía.

Cabeza de pescado: no se come, sino que se hace una bendición en torno a ella. Se puede conseguir en la sección de pescadería del supermercado.

Otros símbolos menos conocidos (si bien los principales son la manzana con miel y cabeza de pescado, algunos acostumbran agregar pocillos con los siguientes alimentos aludiendo los deseos para el nuevo año):

Zanahoria
Betarraga
Porotos Verdes o Zanahorias
Zapallo o Calabaza
Puerro o repollo
Acelga o betarraga
Dátiles
Granada
Para la segunda noche agregar: Un fruto nuevo de la temporada que aún no hayamos probado.

La cena de Rosh Hashaná paso a paso:
Encendido de velas:
1° noche, encendido de velas: domingo 29 de septiembre, encendido de velas 19:26 horas

2° noche, encendido de velas: lunes 30 de septiembre, encendido de velas 20:22 horas

Ambas noches se encienden 2 velas (al igual que en Shabat pero con bendición diferente).

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu lehadlik ner shel Iom Tov.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos has santificado con tus preceptos y nos ordenaste el encendido de las velas de Iom Tov.

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam shehejeianu vekiemanu vehiguianu lazmán hazé.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos concediste la vida, nos sostuviste y nos hiciste llegar a este momento.

Kidush:
Llenamos una copa (o todas) con vino y recitamos la siguiente bendición. A través del kidush se declara que éste es un día consagrado para nuestro pueblo.

Baruj ata Adon-ai Elo-heinu Mélej haolam, boré pri hagafen

Baruj ata Adon-ai Elo-heinu Mélej haolam, asher bajar banu mi kol haam, ve romemanu me kol lashon, ve kidshanu mitvotaiv. Vatiten lanu Ado-nai Elo-heinu beahava et Iom hazikarón, Iom truá mikrae kodesh, zejer litziat mitzraim

Ki banu bajarta veotanu kidashta mi kol haamim, udvarejá emet ve kaiam laad

Baruj ata Ado-nai Mélej al kol haaretz, mekadesh Israel veiom hazikaron.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que creas el fruto de la vid.

Bendito eres, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con Tus preceptos y te deleitaste con nosotros; y con amor y agrado nos has impartido este día festivo, día del toque del Shofar, sagrada convocación, recuerdo del Éxodo de Egipto. Pues Tus palabras son exactas y verdaderas por siempre. Bendito eres Tú, Oh Señor, que santificas a Israel y al Día de Recordación.

Finalizamos el Kidush con la siguiente Brajá (ambas noches):

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam shehejeianu vekiemanu vehiguianu lazmán hazé.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos concediste la vida, nos sostuviste y nos hiciste llegar a este momento.

Netilat Iadaim – lavado de manos
Nos lavamos las manos con 3 chorritos de agua en cada mano. Luego se dice la Brajá:

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu al netilat iadaim

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos has santificado con tus preceptos y nos ordenaste a Mitzvá del lavado de manos.

No hablamos entre el lavado de manos y la Brajá del pan, para simbolizar que es un solo rito y no dos separados. Asimismo el pan simboliza el sustento, y guardamos silencio antes de esta bendición para no dar por sentado el sustento, sino valorarlo, reconocer y agradecer por ello.

Hamotzí – Brajá del pan
Se descubren las jalot, se unta un trozo de jalá en miel y antes de comerlo decimos la Brajá:

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam hamotzí léjem min haaretz.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que extraes el pan de la tierra.

Alimentos Simbólicos
Se acostumbra comer (o en algunos casos solo bendecir) algunos alimentos que simbolizan buenos deseos para el año que comienza.

Manzana con Miel
Repartimos un pedazo de manzana untada en miel a cada participante y antes de comerlo decimos las siguientes Brajot:

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam boré prí haetz.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que creaste el fruto de los árboles.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avotenu, shetejadesh alenu shaná tová umetuká.

Sea tu voluntad D´s nuestro y D´s de nuestros padres, que se renueve para nosotros un año bueno y dulce.

Cabeza de Pescado
Simbólicamente pedimos que este Nuevo año pensemos antes de actuar, y que no seamos humillados sino que podamos caminar con la cabeza en alto. Que logremos multiplicarnos y crecer en familia. Se levanta la bandeja con la cabeza de pescado y se dice la siguiente Brajá.

Levantamos la bandeja con la cabeza de pescado y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzón milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avotenu, shenihiyé lerosh ve lo lezanab ve Nifre venirbe kdaguim.

Sea Tu voluntad D´s nuestro y D´s de nuestros padres que seamos cabeza y no cola y que nos multipliquemos como los peces

Pescado (se puede usar la misma cabeza de pescado)
Pedimos por fecundidad. Esta Brajá la suelen hacer las mujeres jóvenes casadas, para fertilidad.

Levantamos la bandeja y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avotenu, shenifré venirbé kedaguim.

Sea Tu voluntad D’s nuestro y D’s de nuestros padres que seamos fecundos y nos multipliquemos como peces.

Porotos Verdes o Zanahorias
Pedimos que se multipliquen nuestros méritos para que el nuevo año sea de bendición.

Levantamos la bandeja y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avotenu, sheirbu zjuiotenu.

Sea Tu voluntad D’s nuestro y D´s de nuestros padres, que se multipliquen nuestros méritos.

Puerro o repollo, acelga o betarraga, dátiles
Con cualquiera (o todos) de estos alimentos pedimos que durante el año que comienza no sepamos de maldad ni odio en contra de nuestro pueblo.

Levantamos la bandeja y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avoteinu, sheicaretu oivenu vesonenu vejol mebakshe raatenu.

Sea Tu voluntad, nuestro D´s y D´s de nuestros padres, que corrijan sus corazones nuestros adversarios y todos los que buscan nuestro mal.

Zapallo o Calabaza
Pedimos por un año bueno, sin dificultades significativas, invocando nuestros méritos.

Levantamos la bandeja y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avoteinu, shetikra roa guezar dinenu veikarehu lefaneja sjuiotenu.

Sea Tu voluntad D´s nuestro y D´s de nuestros padres, que quebrantes los malos decretos y que invoquen ante Ti nuestros méritos.

Granada
Pedimos que nuestros méritos se multipliquen para que recibamos un año de bendición.

Levantamos la bandeja y decimos la Brajá. No es necesario comerlo.

Yehi ratzon milefaneja, Ado-nai Elo-heinu ve Elo-hei avotenu, shenihiyé meleim mitzvot karrimon.

Sea Tu voluntad, D´s nuestro y D´s de nuestros padres, que se multipliquen nuestros méritos como los frutos de la granada.

Fruto nuevo – solo la segunda noche
La segunda noche se acostumbra, comer un fruto nuevo (fruta o verdura que no se haya comido aun en la temporada).

Levantamos la bandeja con el fruto nuevo y decimos la Brajá. Luego lo comemos.

Baruj Atá Ado-nai Elo-heinu Mélej haolam shehejeianu vekiemanu vehiguianu lazmán hazé.

Bendito eres Tú, Oh Señor, D’s nuestro, Rey del Universo, que nos concediste la vida, nos sostuviste y nos hiciste llegar a este momento.

Otras costumbres e ideas para implementar en familia

Estrenar ropa: algunos visten algo nuevo la segunda noche de Rosh Hashaná y dicen la Brajá “sheejeianu”.
No discutir ni hablar de temas conflictivos durante Rosh Hashaná, ya que en ese tiempo nos debemos enfocar en las cosas buenas que esperamos vivir en el año que comienza.
Invitar a las cenas y almuerzos de Rosh Hashaná a familia y amigos, para compartir el inicio del año.
Durante la cena de Rosh Hashaná cada uno cuenta lo mejor que le pasó el año que termina.
Durante la cena de Rosh Hashaná cada uno le desea algo para el año que comienza a la persona que esté sentada a su derecha.

¡SHANÁ TOVÁ!

Tj