MENU
encendido de velas
Santiago, Chile
Encendido de velas a las 17:55

Shabat concluye 18:52

 

#SoyDelHebreo: Igal Roitman

“El Hebreo te da la “jutzpá” necesaria para atreverte a salir de tu zona de confort y asumir nuevos desafíos”.

Igal Roitman egresó del Hebreo en 2007. Es el fundador y director de una empresa de innovación financiera y hace un año trabaja como director de marketing en Hatzalah Chile, la red de rescatistas voluntarios de la comunidad judía que atiende emergencias médicas antes de que llegue la ambulancia. Actualmente, más de 200 alumnos y ex alumnos del Hebreo participan activamente como “Embajadores” de la organización, que recibe entre dos y tres llamados diarios de personas que necesitan ayuda.

En esta entrevista, Igal nos cuenta el relevante rol que está teniendo Hatzalah durante la pandemia y cómo el concepto de Tikún Olam ha iluminado su vida a lo largo de los años. Además, recuerda por qué la diversidad que se respiraba en el Hebreo le enseñó a vivir en comunidad gracias a los distintos backgrounds económicos, políticos y religiosos que se encontraban en las aulas.

¿Qué te impulsó a sumarte a una organización como Hatzalah?

Cuando uno analiza algunas de las empresas de mayor impacto en el mundo creadas por judíos, podemos identificar un patrón común que, desde mi punto de vista, es el reflejo del ADN judío. Por ejemplo, antes de Google, ya existían los buscadores en internet. Algunos buscadores ordenaban los resultados en orden cronológico, otros en orden alfabético, pero Google hizo algo totalmente revolucionario; Determinó un orden de relevancia basado en el comportamiento de “La Comunidad”.

Hay muchos ejemplos más: Waze, LinkedIn, Facebook, etc. Todos ellos se basaron en el concepto de “Comunidad” para construir empresas que cambiaron el mundo. Porque el judío es mucho más un ser comunitario que un individuo. No somos un grupo de personas que forman comunidades, sino que somos una gran comunidad que forma personas.

En este contexto, Hatzalah calza perfectamente con este criterio. Mientras los sistemas de emergencia alrededor del mundo compiten por tener más y mejores ambulancias, médicos o centros hospitalarios, Hatzalah se basa en capacitar a más miembros de la comunidad – fuera del área de la salud – para convertirlos en Técnicos en Emergencias Médicas y equiparlos con todo lo necesario para estabilizar a una persona en condición crítica con una reacción de 3-5 minutos en las áreas de cobertura, en vez de 15-60 minutos que demora una ambulancia.

¿Qué me impulsó a sumarme a Hatzalah? Participar de Hatzalah me permite dar el ejemplo a mis hijos de todo aquello que según yo es un resumen de la Torah. Amar al prójimo como a ti mismo, ser parte de la comunidad y velar por su bienestar como si fuera el propio.

¿Cuál crees que es la huella que te dejó el colegio hasta el día de hoy?

La experiencia de pasar por el Instituto Hebreo para mí es un pack que contempla más elementos, como participar de una tnuá y otras instituciones comunitarias. Esto te permite asumir responsabilidades importantes a una edad temprana, lo que construye tu personalidad y entrena la motivación. A su vez, te permite “brillar” en contextos donde una persona con tus talentos o capacidades no necesariamente brillaría. Por ejemplo, yo pude cantar en actos del colegio y en el festival Maccabeo frente a miles de personas, a pesar de no tener una gran voz ni un gran oído. Ser alumno del Hebreo te permite participar en política, arte, música, etc, te entrega la “jutzpá” necesaria para atreverte a salir de tu zona de confort y explorar nuevas áreas, adquirir nuevos conocimientos y asumir nuevos desafíos, al mismo tiempo que te permite convivir con judíos de distintos backgrounds económicos, políticos y religiosos entendiendo que somos todos una gran comunidad, no sólo “a pesar” de las diferencias sino que gracias a ellas.

¿Cómo el concepto de Tikún Olam marcó lo que haces hoy en día?

Sólo siendo alumno de un colegio judío, uno ya es parte de un ecosistema de solidaridad en el que todos se benefician; Aquellos que reciben beca acceden a un nivel educacional que de otra forma no podrían, y aquellos que otorgan becas, habilitan un ambiente escolar heterogéneo para que interactúen y hagan sinergia distintas realidades económicas, al mismo tiempo que dan el ejemplo a sus hijos de cómo debe ser, pensar y actuar un judío, integrando a todos los miembros de la comunidad, con justicia (Tzedaká). Hoy intento teñir cada aspecto de mi vida con estos valores e inculcarlos a mis hijos, tal como hicieron conmigo mis profesores, madrijim, padres y abuelos.

¿Hay algún profesor del que te acuerdes con afecto?

Menciones especiales para la Morá Liz Díaz de Historia, que convirtió una asignatura que no me gustaba en una de mis top tres áreas de interés hasta el día de hoy. Y al moré Araniz, que me mostró en una etapa de mucha inmadurez, que uno puede mantener respeto, admiración y amistad con un profesor.

Hay muchos jóvenes/ alumnos participando de la tarea de Hatzalah? ¿Tienes algún mensaje para ellos en este escenario?

La gran mayoría de los rescatistas de Hatzalah son ex alumnos del Hebreo. Pienso que cada uno de ellos es un orgullo para todas las instituciones que influyeron en su educación. Además, hay más de 200 alumnos y ex alumnos del Instituto Hebreo que participan activamente como “Embajadores de Hatzalah”, formando parte del músculo de difusión de Hatzalah llevando a cabo “misiones de un minuto” que les llega cada semana por WhatsApp. Su rol en Hatzalah es tan indispensable como el de los rescatistas, y nos permiten lograr metas que parecen inalcanzables, como la semana pasada cuando gracias a ellos pudimos, en sólo 3 horas, reunir más de 60 personas que se comprometieron para donar plaquetas mensualmente a un joven de la comunidad.

¿Cómo ha cambiado el trabajo de Hatzalah en este contexto de crisis sanitaria?

El banco de sangre, el Guemaj de insumos médicos y el Guemaj de medicamentos no se relacionan directamente con el covid, pero adquieren muchísima relevancia durante la pandemia. El banco de sangre debido a la dificultad para encontrar gente dispuesta a donar, y el Guemaj debido al aumento importante de personas de la comunidad que están enfrentando problemas financieros y no pueden costear sus medicamentos o equipos Ortopédicos
Además, los protocolos de atención durante la pandemia cambiaron muchísimo, ahora además de usar guantes, tenemos que utilizar muchas más medidas de protección. Dejo la invitación abierta a todo aquel que quiera dedicarle 1 minuto a la semana a salvar vidas, que se registre como Embajador de Hatzalah en nuestro sitio web: https://www.hatzalah.cl/

WhatsApp Image 2020-06-09 at 19.45.19_thumb