bereshit

Parashat Bereshit

Shabat, 28 de octubre de 2016. Bereshit (Génesis) 1:1 – 6:8

 Comencemos con este video:

https://www.youtube.com/watch?v=ZDKxEDKb_tE

 Parashá – Resumen

Luego de Simjat Torá, comenzamos nuevamente a leer la Torá. Bereshit es la primera Parashá de la Torá, el inicio de la historia de la humanidad, con la creación del mundo, el paraíso, Adán y Eva.

D’s crea el mundo en 6 días: 1° día crea la luz, 2° día separa las aguas de la tierra y del cielo, 3° día vegetación, 4° día luminarias y astros, 5° día aves y peces, 6° día animales, hombres y mujer. Y el 7° día descansó, indicando que los seres humanos debemos descansar y celebrar Shabat.

Los primeros humanos, Adán y Eva, desobedecen la única prohibición que reciben de D’s y comen el fruto del árbol de la sabiduría. Por esto son expulsados del Edén (paraíso). Sus dos primeros hijos cometen el primer asesinato de la historia: Caín mata a su hermano Abel.

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

Cuando Adán come del fruto prohibido, D’s lo llama y le pregunta “Aieka” (“¿Dónde estás?”), pero Adam se esconde y culpa a su mujer por haberle dado de probar del fruto. Cuando Caín mata a su hermano Abel, D’s le pregunta “Aié Ebel Ajija” (“¿Dónde está tu hermano Abel?”), pero Caín contesta con otra pregunta: “¿Hashomer ají anoji?” (“¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?”).

En ambas situaciones D’s pregunta lo mismo: dónde está el ser humano. En ambas situaciones la respuesta es evasiva, culpando a otros o eludiendo la responsabilidad.

La pregunta de D’s sigue vigente hoy: ¿Dónde estamos? Pero a veces seguimos evadiendo la respuesta y culpamos a otros por nuestros errores, o no nos hacemos responsables de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Nuestro colegio asumió hace varios años el lema “Shomer Ají Anoji” (“Soy el guardián de mi hermano”), buscando dar respuesta a la pregunta de Caín. Nosotros sí queremos ser responsables por nuestro prójimo, sí queremos conmovernos y actuar frente al dolor humano, sí queremos mirar a toda persona como nuestro hermano. Esta Parashá nos recuerda el gran desafío que nos hemos planteado, y nos impulsa a seguir educando (junto a nuestras familias) personas de bien, capaces de contestar el milenario “Aieka”.

 Del Hebreo a tu mesa

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

 Discutamos entre todos: ¿Por qué D’s le pregunta a Adán donde está, y a Caín donde está su hermano? ¿Acaso D’s no sabía dónde estaban? Si D’s lo sabe todo, ¿por qué pregunta algo que ya sabe?

Pregunta de Parshanut: Si D’s es todopoderoso, ¿Por qué se demora 6 días en crear el mundo? ¿Acaso no lo podía hacer todo en un mismo instante? ¿Cuál será el mensaje de esto para nosotros?

Para los padres: ¿Estamos formando personas responsables éticamente? Demos el ejemplo y mostremos que nos conmovemos por el dolor humano y que hacemos algo al respecto, que somos activos en ayudar a otros y que hacemos Tzedaká (con dinero, alimentos, tiempo, etc.)

¡Shabat Shalom! Instituto Hebreo

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar