Purim-Hebrew

Todo lo que necesitas saber de Purim. Aprendamos en familia

¿Qué es Purim?

Es una fiesta de nuestro calendario que recuerda la historia de Ester, una mujer  judía que salvó al pueblo de una gran matanza al convertirse en Reina e interceder frente al Rey del Imperio Persa. La historia tiene lugar alrededor del año 450 a.e.c.

¿Cuándo es Purim?

Purim es el día 14 de Adar del calendario judío.

Este año cae el sábado 11 de marzo al anochecer y todo el día domingo 12 de marzo hasta el anochecer.

¿Qué significa la palabra Purim?

Purim viene de la raíz en hebreo PUR (de origen persa) y significa “suerte”. El nombre alude a que el malvado Hamán echó suerte para elegir el día en que iba a matar a todos los judíos de Persia. Vemos que la sociedad de esa época permitía que se eche a suerte el destino de todo un pueblo, desvalorando la vida humana.

¿Qué hacemos en Purim? Costumbres, tradiciones y leyes.

Costumbres, tradiciones y leyes.

Lectura de la Meguilat Ester (historia de Ester): La Mitzvá (precepto) principal es escuchar la lectura de la Meguilá, que se lee 2 veces: en la noche y en la mañana. Se acostumbra hacer ruido con matracas al escuchar el nombre de “Hamán” (el malvado de la historia), simbolizando que no queremos volver a escuchar de maldad en el mundo. 

Ayuno de Ester (Taanit Ester): Se realiza el día anterior recordando el ayuno que pidió la Reina Ester a los judíos antes de presentarse ante el Rey para pedir por la salvación de su pueblo. (Ester 4:17).

(Este año, como el día anterior a Purim es Shabat, el ayuno se adelanta al día jueves 9 de marzo durante el día).

Mishaloaj Manot (entrega de comidas): esta Mitzvá (precepto) está escrita en la misma Meguilat Ester. Se envían regalos (generalmente dulces o galletas) a los conocidos, con el objetivo de aumentar el amor, amistad y compañerismo en la sociedad, para evitar que ésta se vuelva indiferente al dolor, como lo era en la época de Ester. Se debe cumplir con al menos dos personas.

Matanot Laevionim (regalos a los necesitados): esto puede realizarse con comida, dinero, o cualquier tipo de ayuda a personas que lo necesiten. El espíritu de esta Mitzvá (precepto) es aumentar la solidaridad y justicia social. Si Purim es una fiesta de alegría, no podemos permitir que otros estén sufriendo.

Mishté (banquete de Purim): se debe hacer una gran celebración, comer rico y disfrutar con familia y amigos. Los adultos suelen tomar vino aludiendo a la alegría del día.

La historia de Purim se articula en torno a banquetes: cuando Vashti no se presenta al banquete del Rey, éste decide cambiar de esposa y encuentra a Ester; Ester brinda un banquete para pedir al Rey que salve a los judíos; luego de un banquee del Rey ocurre la derrota de Hamán y la honra de Mordejai.

Lectura de la Torá: se lee la lectura de Amalek (Shmot/Éxodo, capítulo 17), ya que la tradición dice que Hamán desciende de ese pueblo de malvados.

“Al Hanisim”: se agrega un párrafo especial en la Amidá (plegaria principal de los 3 rezos diarios) y en el Birkat Hamazón (bendición de las comidas) de ese día, agradeciendo y recordando la grandeza del milagro de Purim.

Comer Oznei Hamán (orejas de Hamán): se acostumbra comer masas dulces de forma triangulares, rellenas con mermelada o similar. Una de las explicaciones por las cuales comemos estas “orejas” es que no queremos volver a escuchar de intenciones de asesinar a nuestro pueblo ni a ningún grupo de seres humanos.

Disfrazarse: ¡no solo los niños sino todos! Es una fiesta de alegría para grandes y chicos. Nos disfrazamos porque en la historia de Purim nada es lo que parece, todo pareciera haber sucedido por casualidad, pero en realidad D’s estuvo detrás de todo, sólo que “disfrazado”. Nuestra vida suele ser una seguidilla de milagros disfrazados de cotidianidad.

Otra explicación es que Ester estuvo “disfrazada” al no revelarle al Rey su identidad judía. Esther y “séter” (oculto) tienen la misma raíz idiomática en hebreo. ¿Qué es estar disfrazados? Es esconder nuestra identidad, es ser por un momento algo que no somos. Purim nos invita a pensar sobre los disfraces que llevamos por la vida, aquellos que no nos permiten ser nosotros mismos. Purim nos invita a revelar (como lo hizo Ester después) nuestra identidad, identificarnos con lo que somos y hacemos, para así aportar nuestro rayo de luz al mundo.

Shabat Zajor (Shabat del recuerdo): El Shabat anterior a Purim se sacan del Arón Hakódesh 2 Sifrei Torá (rollos de la Torá). El primero es para la lectura de la Parashá (porción) correspondiente a esa semana. El segundo es para leer el Maftir, donde aparece la Mitzvá (precepto) de recordar a Amalek que fue un pueblo que buscaba hacer daño al pueblo de Israel, especialmente matando a las personas débiles y enfermas. La indicación de recordarlo es para que no vuelva a suceder, y para luchar activamente por una sociedad de convivencia y paz.

¿Sabías que…?

    • Purim es la única fiesta de nuestro calendario cuya historia sucede fuera de Israel y que no tiene relación directa con el Templo de Jerusalén.

 

  • Los nombres de los meses en hebreo Tevet, Adar y Nisán sólo figuran en esta Meguilá.
  • El nombre de D’s no aparece ninguna vez en la Meguilá. Algunos dicen que eso es porque en una sociedad como la que aparece en la historia (donde se valora únicamente la belleza, se pierde el valor de la vida, se deja a la suerte el asesinato de un pueblo, se exige arrodillarse frente a otras personas) no se le da cabida a D’s.
  • El versículo más largo de todo el Tanaj figura en esta Meguilá: tiene cuarenta y tres palabras (Capítulo VIII, 9)
  • Purim es una fiesta de Rabanán ya que no aparece en la Torá.

 

Purim y el Mashíaj (mesías)

Purim es una festividad sumamente importante. Como dijeron nuestros sabios: “Cuando llegue el Mashíaj podrían desaparecer todas las festividades, pero Purim jamás desaparecerá” (Midrash Mishle, 9).

Un mensaje de Purim: transformar el dolor en alegría

“…Ese fue el mes en que el dolor fue cambiado por alegría, y la tristeza por fiesta…”          (9:22 Meguilat Ester)

En Purim aprendemos sobre la posibilidad de transformar situaciones para bien. La historia de Purim habla de un decreto de muerte, que gracias a acciones de seres humanos pudo ser cambiado por días de celebración.

Ester fue valiente y enfrentó al Rey para pedir por su pueblo, los judíos ayunaron como muestra de apoyo, se defendieron y lograron transformar su destino.

Está en nosotros la posibilidad de transformar situaciones de dolor en alegría, dificultades en desafíos. Como dijo el Rabino Abraham .J. Heschel “Recuerden que la vida puede ser una celebración”.

 

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar