parashat naso

Parashat Nasó

Parashá Nasó

(Bamidbar / Números 4:21 – 7:89)

Viernes 2 de junio de 2017

Para comenzar:

https://www.youtube.com/watch?v=YUXBdSg5JTU&index=35&list=PL2EgnxfCRKBS4XT7_qrLExDHsgNxnV1yN

Parashá – Resumen…

Es la Parashá más larga de toda la Torá, con 176 versículos, repitiendo con lujo de detalles las ofrendas que hizo cada una de las 12 tribus con motivo de la inauguración del Mishkán (Santuario o Tabernáculo).

Aarón y sus descendientes son instruidos sobre cómo invocar bendición para el pueblo, mediante Birkat Cohanim (bendición sacerdotal).

Finalmente se cuenta explica cómo debía proceder un hombre si sospechaba que su mujer le era infiel (video). También es dada la ley del Nazir (Nazareo) que es quien promete no beber vino ni cortar su cabello, y no impurificarse ritualmente durante un periodo de tiempo.

Parshanut y Musar – Nuestro aprendizaje

Cada una de las 12 tribus de Israel trae ofrendas para la inauguración del Altar. A pesar de que sus ofrendas son idénticas, se describen en la Parashá, cada una por igual.

¿Por qué repetir lo que cada tribu trajo como ofrenda, siendo que era exactamente lo mismo para todas? La Torá suele ser escueta en sus palabras, entonces llama la atención que repita 12 veces lo mismo…

En la Parashá pasada se indicaba un censo, no para que D’s sepa cuantos eran, sino para que cada uno se sintiera tomado en cuenta. Este caso parece perseguir el mismo objetivo.

Los hebreos eran un pueblo esclavo, acostumbrados a ser tratados en masa, como mano de obra. El gesto que vemos en D’s (y en la redacción de la Torá) al pedir un censo y luego repetir lo que cada tribu entrega, nos enseña a valorar la individualidad. D’s no necesita números ni repeticiones, somos nosotros los que necesitamos ser tomados en cuenta.

Posiblemente nuestra vida repite muchos hitos que viven otras personas: nacimientos, cumpleaños, encuentros, matrimonios, muertes. Pero aun así nuestra vida no es una repetición, es única y merece ser tomada en cuenta.

Del Hebreo a tu mesa…

Los invitamos a conversar en familia alrededor de la mesa de Shabat:

  • Para conversar entre todos: ¿Qué aprendemos para nuestra vida del “gesto” de D’s al contar y repetir lo que cada tribu hizo? ¿Cómo llevar a la práctica ese aprendizaje?
  • Para madrijim: A veces tus janijim te cuentan una y otra vez lo mismo ¿Cómo hacerlos sentir a cada uno especial?
  • Para padres: Nuestros hijos suelen repetir hitos: entrar al Gan, a 1° básico, Bar Mitzvá, PSU… ¿Cómo hacer sentir a cada hijo que sus hitos son únicos, aunque sus hermanos mayores hayan vivido lo mismo? En una familia con varios hermanos, ¿Cómo transmitirles con acciones concretas que cada uno es único e irrepetible?

Agregar un comentario

Usted debe estar logeado para comentar