16 nov., 2021

Celebramos a una Generación de Guerreros

Celebramos a una Generación de Guerreros

El túnel de IV Medio siempre es maravilloso, pero hoy fue más mágico que nunca. Porque el amor, admiración y orgullo por la Generación 2021, que vivió estos dos últimos años en pandemia, se sentía en cada metro del pasillo central de nuestro colegio.

Hoy IV Medio cruzó el tradicional túnel, un rito de pasaje, donde todo el Hebreo despide a los estudiantes que este año se gradúan. Un momento de conexión muy potente, que refleja la unión y continuidad de nuestra comunidad.

La admiración de los talmidim de Básica, que prepararon especialmente carteles con buenos deseos, su agradecimiento por, en muchos casos, haberlos conocido como madrijim, el cariño de los morim, el amor de los padres al final del recorrido y las muestras de afecto entre compañeros de la generación, hacen del túnel un hito único. Porque todo eso es nuestro colegio: continuidad, amigos para toda la vida, puro orgullo y emoción de sentirse parte.

Luego, en una ceremonia al aire libre con sus familias, la Generación 2021 escuchó las emotivas e inspiradoras palabras que sus morim y papás habían preparado para ellos.

“Los lazos que han formado, perdurarán en el tiempo. Nunca pierdan los valores y virtudes que han sembrado y cosechado, la solidaridad que los caracteriza, la amistad, el compañerismo, el amor al prójimo. Tal como lo dice la misión de nuestro colegio: nunca dejen de ser “El guardián de mi hermano”. Bienvenidos a este paso, bienvenidos al cambio, a la independencia y a los nuevos desafíos”, expresó María José, mamá de Benjamín.

“Les ha tocado duro. Estallido social. Pandemia. Toques de queda. Cambios en el país. En la PTU. No tuvieron VDE. Tuvieron que cambiar la sala de clases por un zoom. La junta con los amigos por un video chat. El contacto físico por un click. Y pese a todas esas adversidades aquí están: sanos, íntegros, resilientes y haciéndonos a todos nosotros, padres y profesores, muy orgullosos…” dijo Javier Chapochnick, papá de Dana. Y continuó: “Lo mejor de sus vidas está por venir. Enfrenten su vida con jutzpá. Desafían al mundo para desafiarse a ustedes mismos. Que la vida les sonría y los llene de aventuras y que cuando las cosas se pongan difíciles – tal como en estos últimos años- esa jutzpá que los caracteriza les permita mejorar las cosas, sortear los obstáculos y demostrar una vez más lo que significa ser alumno/a del Hebreo”.

“No ha sido fácil llegar acá, lloramos en el camino.Y ustedes son para mí la Generación de Iacov, porque son resilientes. La felicidad de Iacov es la mejor: porque luego de un camino difícil, entienden que son afortunados y agradecidos de lo que tienen. Sean la mejor versión de ustedes mismos, pero no solo para ustedes, también para la comunidad”, reflexionó el Rabino y Moré Pato.

¡Mazal Tov a este grupo de guerreros que va camino a su Graduación final!